Sigue la polémica por convenio de Mendoza con tabacaleras
Sábado 25 de Octubre de 2014

Si bien la campaña pretende prevenir el consumo de cigarrillos en menores de 18, están pidiendo que se rompa el acuerdo.

\"imagen\"

|@ Archivo / Los Andes

Federico Fayad - ffayad@losandes.com.ar

El pasado 15 de octubre, el Ministerio de Salud de la provincia, encabezado por Matías Roby, presentó una campaña con el objetivo de prevenir la venta de cigarrillos a menores de 18 años y generar conciencia sobre el impacto negativo de la venta ilegal. 


En compañía de la Cámara de la Industria del Tabaco, el ministro de la cartera mendocina dijo  que ésta es una campaña de prevención para evitar que menores fumen y que para el gobierno es una iniciativa que producirá beneficios absolutamente medibles para la población de Mendoza. 


El anuncio se da unas semanas después de que 180 países acordaran subir los impuestos a los cigarrillos en una reunión de la Organización Mundial de la Salud (OMS)


Tras las palabras de Roby, la reacción de ONG’s y de opositores al gobierno no se hicieron esperar. De hecho, Infobae denunció que Roby frenó un proyecto para gravar a la industria tabacalera. 


Además, se están juntando firmas en el sitio Change.org para la suspensión inmediata de la “espuria campaña” -como afirman- de prevención de tabaquismo en jóvenes, ruptura del acuerdo firmado con las tabacaleras y devolución de los fondos que éstas aportaron.


La novedad también caló hondo en la Fundación Interamericana del Corazón Argentina (FIC Argentina) y otras organizaciones relacionadas, quienes repudiaron el convenio ya que, como dijeron en un comunicado de prensa, a pesar de la aparente corrección política de lanzar una campaña para prevenir la venta de cigarrillos a menores, existe evidencia suficiente que indica que este tipo de programas son ineficaces para reducir el tabaquismo en los jóvenes y son parte de la estrategia de las tabacaleras para evitar legislación efectiva de control del tabaco.


Estas ONG’s señalaron que si Argentina aplicara un aumento de 50% en el precio de venta de los cigarrillos, se reduciría el consumo en un 15% y se evitarían 15.500 muertes por enfermedades cardíacas, 34.600 infartos y 11.900 accidentes cerebrovasculares.


Posturas enfrentadas
Consultado al respecto, Roby aseguró que la medida no se contrapone con el acuerdo firmado con la OMS. “Argentina está incluida en los países firmantes.

Estamos convencidos de que si se contrapusiera a la población no tendríamos problema en revisar la campaña”, dijo el funcionario y agregó que no ven que vaya en contra. 


Luego, se despachó contra el periodista, Juan Parrilla, que realizó la nota para Infobae. “Son periodistas berretas a los que les gusta desdibujar lo que uno dice. No necesito esto de un cuatro de copas. Son pseudo fundamentalistas que no tengo tiempo de atender”, opinó fiel a su estilo. 


Por su parte, Isabel Del Pópolo,  secretaria general del gremio Ampros, aseguró que la propuesta de Roby es descabellada, ya que a nivel mundial se intenta que los jóvenes, sobre todo, dejen de fumar y que esta campaña habla de “fumar responsablemente”. 


“El cigarrillo mata, porque colabora con la mala oxigenación del pulmón y eso hace que la sangre no se oxigene correctamente. Realmente, que un ministro de Salud diga que hay que fumar responsablemente es descabellado”, indicó y aseguró que esta campaña tiene como objetivo hacer del cigarrillo la fruta prohibida, que apela a la rebeldía de los adolescentes.

“Con esta actitud se protegen las ganancias de las tabacaleras”, finalizó.

Ultimas noticias
AMProS Actualizar datos
AMProS Promo