Profesionales derivados a los hospitales Notti y Pereyra atenderán a los pacientes de la UIC
Lunes 01 de Diciembre de 2014

La Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud, AMProS, denuncia el fracaso de la reunión mantenida esta mañana con los funcionarios de gobierno por la gravísima situación que se planteó con la Unidad de Internación de Crisis, dependiente de la Dirección de Salud Mental del Ministerio de Salud de la Provincia.

Allí se dejaron en evidencia los inconvenientes que tiene la institución a la hora de garantizar una adecuada atención en lo que respecta a las urgencias psiquiátricas de niñez y adolescencia. El Gobierno llevó al encuentro la sola idea de dividir al equipo profesional que allí se desempeña y destinarlo a los Hospitales Notti y Pereyra para que se hagan cargo de los pacientes que a partir de ahora serán derivados a dichos nosocomios.

La licenciada Claudia Iturbe, secretaria gremial de AMPROS, informó que “el nivel de improvisación con el que se manejan es altamente preocupante. Hay un absoluto desconocimiento del riesgo que presenta atender a un chico con un trastorno psiquiátrico sin especialización, tanto para él como para los demás.

“El Ministerio de Salud no tiene pensado nada, solo dividir al personal profesional y enviarlo a cada nosocomio y que se las arreglen. En el caso del Pereyra, no está adaptado a las condiciones que se requieren, razón por la cual el riesgo será absorbido por los chicos. En el Notti, no hay lugar para el abordaje de este tipo de patologías. Es decir, que estarían internados en salas comunes con niños con patologías psiquiátricas. Se desvestirá un santo para vestir otro”.

Por su parte, la licenciada en Psicología y referente del Hospital Notti Cristina Martín, se mostró muy preocupada ante la situación. “Para ser totalmente claros, la ley de salud mental, con buen criterio, pone el acento en que para ingresar a un paciente debe haber un psicólogo o un médico psiquiatra que lo permita. En este sentido, instala la responsabilidad en el profesional. Entonces, lo que decimos es que nosotros no tenemos los recursos que salvaguarden a los pacientes, ni a los ambulatorios ni a los psiquiátricos” y la ley remarca que debe sentarse sobre la formación y la infraestructura adecuadas.

“Queremos dejar absolutamente claro que nuestra responsabilidad es para con quienes primariamente estamos preparados para atender; justamente, lo que deseamos es salvaguardar la integridad de un sector tan vulnerable de la población como son los niños. Entendemos que debemos aportar como profesionales del área, pero no a cualquier costo”. 

Esta decisión poco feliz se tomó después de que AMPROS denunciara la falta de médicos psiquiatras infanto-juveniles, ya que la única modalidad laboral ofrecida es bajo el régimen de prestaciones.

“Hasta tanto no se adapten los hospitales polivalentes, tal como reza la ley de salud mental y puedan atenderse allí los pacientes psiquiátricos, lo más sencillo y accesible sería nombrar en planta efectiva a un psiquiatra especializado en el espacio que hoy ocupa la UIC, para dar una solución certera a este conflicto”, concluyó la licenciada Iturbe.

Ultimas noticias
AMProS Actualizar datos
AMProS Promo