AMPROS denuncia que el Hogar Madre Adolescente se encuentra en condiciones extremas de hacinamiento
Lunes 12 de Enero de 2015

AMPROS denuncia que el hogar Madre Adolescente que alberga a madres menores de edad y a sus bebés, ubicado en la Manzana H casa 11 del barrio Pablo VI de Godoy Cruz dependiente de la DINAF, se encuentra en condiciones extremas de hacinamiento, falta de pintura, reparaciones y mantenimiento de la infraestructura, lo cual torna inhabitable al lugar.

Desde el primer piso, olores nauseabundos emanan del baño hacia la cocina que se encuentra en planta baja. Según los trabajadores, los caños han sufrido roturas parchadas superficialmente y en ocasiones líquidos cloacales han caído sobre la cocina, lo cual representa un serio riesgo en las condiciones de asepsia.

“Para graficar esta gravísima situación, en tres dormitorios habitan 19 personas en 11 camas, razón por la cual ante la falta de espacio para la colocación de cunas, las madres deben dormir con sus pequeños hijos en la misma cama, lo cual implica un serio riesgo sanitario”, sostuvo el doctor Daniel Jiménez, prosecretario gremial de AMPROS. Y agregó que ante la llegada de futuras madres, las autoridades han sugerido “que pongan colchones en el piso para que duerman allí”, aunque no hay más lugar.

Las fotos son más que elocuentes. “Hace tres días dio a luz una madre y su bebé y tanto ella como el resto de las jovencitas que habitan esta vivienda, conviven con paredes que dan asco, ya no solo porque les falta pintura –hace años que no recibe una mano -, sino porque tienen roturas de todo tipo, lo cual incrementó la proliferación de insectos. Los niños presentan erupciones que desencadenan cuadros alérgicos de tipo dermatológicos”, sostuvo Claudia Iturbe, secretaria gremial de AMPROS.

Por su parte, Jiménez quien además es pediatra, fue concluyente al afirmar que “es inadmisible que los pequeños y sus madres deban dormir en cuchetas debido a la falta de espacio. Esto nunca debió haberse habilitado. Tenemos conocimiento de que Defensa Civil no aprobó este tipo de escalera (ver fotos), ya que representa un serio riesgo para los pequeños. En caso de emergencias como incendio o sismo, no hay escalera de emergencia ni salidas extras, por lo que todos quedarían atrapados”.

Finalmente, cabe destacar que el barrio Pablo VI es zona roja. Las encargadas del lugar, tanto Elba Díaz como la asistente social Natalia Pelayez y el resto de los trabajadores, realizan una destacable tarea al mantener impecable el lugar y brindar un excelente cuidado a las adolescentes y a sus pequeños. No reniegan de ello, por el contrario, están absolutamente preocupadas por el contexto en el que está ubicado el hogar.

“A las 17, las chicas ya no salen a ningún lado: comienzan las balaceras, hay piedras de grandes dimensiones que caen al techo del pequeño patio, al que ni siquiera el Gobierno ha revestido con una tela de media sombra. Mientras tanto, hay que vivir y trabajar en este contexto, es imposible.

“Por ello, desde AMPROS denunciamos que este hogar debe ser trasladado a la brevedad, a un sitio más grande y en otro lugar, en el que el marco de resociabilización sea agradable y en zonas en las que las jóvenes puedan estudiar y realizar talleres con salida laboral, sin estar pensando en la inseguridad tremenda que las rodea”, concluyó Claudia Iturbe.  

Finalmente, se constató la falta de placares y de picaportes en las puertas, y hay solo tres ventiladores amurados a la pared para toda la casa. Muy por el contrario a lo que debería incentivarse en estos sitios creados por el Gobierno, los estrechos espacios de convivencia favorecen la relación hostil entre madres e hijos.

Los casos abarcan situaciones de maltrato, abuso, trata de personas, embarazos no deseados y adicciones, lo cual hace más compleja la situación, ya que el equipo está compuesto por una trabajadora social y una psicóloga, esta última de licencia y sin reemplazo de otra profesional.

El patio, lugar en el que son recibidos los familiares de las jovencitas cuando acuden a visitarlas, en verano se convierte sencillamente en un horno: por su pequeñísimo tamaño y por las terribles temperaturas que allí se soportan. Pidieron una tela de media sombra para poder sofocar el calor, reclamos a los que el Gobierno se niega con una frase que no se cansa de repetir: no hay dinero.

La cocina: arriba, los caños del desagüe cloacal de los baños
La cocina: arriba, los caños del desagüe cloacal de los baños
El frente del Hogar, en total estado de abandono
El frente del Hogar, en total estado de abandono
El patio, sin tela media sombra. Állí reciben las menores a sus familiares
El patio, sin tela media sombra. Állí reciben las menores a sus familiares
La escalera, un lugar sumamente peligroso y empinado para las jóvenes madres y los pequeños
La escalera, un lugar sumamente peligroso y empinado para las jóvenes madres y los pequeños
Ultimas noticias
AMProS Actualizar datos
AMProS Promo