A un año del derrame de la Barrick en Jáchal, AMProS brindó su apoyo contra la megaminería
Miércoles 14 de Septiembre de 2016

Ambientalistas, vecinos de la localidad sanjuanina de Jáchal y agrupaciones sindicales como AMProS (Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud) y ASProSa (San Juan) realizaron una movilización ayer a un año del derrame de cianuro en la mina Veladero, operada por la empresa Barrick Gold. El 13 de septiembre de 2015, más de 1.000.000 de litros de agua con cianuro fueron derramados por los afluentes del Río Jáchal. La multinacional reconoció la contaminación en cinco ríos sanjuaninos y a pesar de los reclamos, el emprendimiento continúa en pie.

Desde AMPROS, el doctor Daniel Aguerregaray, indicó: “Lo más triste de esta situación es que hubo contaminación con cianuro en el suministro local de agua en la localidad de Jáchal -principal cauce que recolecta el agua de deshielo de la región donde se encuentra la mina metalífera, “aguas arriba”-, originada por una válvula rota de una cañería del sistema industrial instalado por la minera en la cordillera sanjuanina.

“A un año de este trágico suceso, nadie le da respuestas a la población y lo que es aún peor: las empresas no han demostrado un compromiso social para subsanar la situación. Jáchal vive sumido en la pobreza, ya que fue una localidad cebollera y a raíz de la contaminación, tuvo que abandonar esta actividad agrícola”, sentenció Aguerregaray.   

Los análisis químicos y microbiológicos efectuados y posteriormente elaborados en el informe técnico del Laboratorio de Análisis Instrumental de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Cuyo demostraron que la contaminación de la cuenca del río Jáchal con metales pesados fue de dosis de hasta 14 veces por encima de los valores tolerables según la normativa nacional.

El vertido furtivo del 13 de septiembre del año pasado producido por la minera en Veladero contaminó al agua de los ríos de deshielo. Encontraron aluminio y manganeso en gran proporción, además de arsénico, boro, cloruros y sulfatos, peligrosos para cualquier tipo de vida en la zona. Además, se detectaron bacterias muy nocivas y difundidas, como la Escherichia coli, en el fluido en la zona donde se originan los ríos montañosos.

Las organizaciones presentes en el acto coincidieron en señalar que el problema más grave es la falta de controles del Gobierno de San Juan a la minera Barrick. La doctora María Isabel Del Pópolo, secretaria general de AMProS concluyó: “Tenemos que trabajar por esta causa y los trabajadores de Jáchal deben multiplicarse en el reclamo. El efecto sobre la salud lo sentirán cuando puedan darse cuenta de que es tal la patología con la que arrastran, que varias generaciones serán las envenenadas. No tenemos que permitir bajo ningún concepto que nos vendan la idea de que hay crecimiento para los pobladores de Jáchal”, sostuvo Del Pópolo en torno al sombrío panorama que atraviesa esa localidad.

Finalmente, Gladys Velázquez, secretaria adjunta de AMProS, señaló que “los pasivos ambientales son muy difíciles de resolver. Tenemos provincias como Catamarca y La Rioja, con más de veinte años de megaminería y sin resultado económico y social alguno para la comunidad. Por el contrario, solo han contaminado y dejado a los pueblos sin nada”.  

Nota adjunta: al cierre de esta nota y tras la llegada de la comisión de AMProS a Mendoza a un año del derrame, se produjo otro derrame de cianuro.

Expertos, funcionarios y periodistas recorrieron la zona afectada en la mina Veladero

San Juan.- Este jueves bien temprano, la comisión de funcionarios que envió a la mina el Gobierno provincial se apostó en Iglesia para al mediodía subir a Veladero. Minutos más tardes, también lo hizo un nutrido grupo de periodistas entre ellos un equipo de DIARIO DE CUYO.

Acompañados por personal técnico de la empresa Barrick, encabezaron la comisión oficial el ministro de Minería de la provincia, Alberto Hensel; el secretario de Gestión Ambiental y Control Minero, Marcelo Ghiglione; el subsecretario de Trabajo, Roberto Correa Esbry; y el secretario de Ambiente, Raúl Tello.

Las tareas se concentraron en inspeccionar en detalle la zona afectada por el derrame y la cañería que sufrió el desacople, como precisó Barrick en su comunicado oficial.

En la recorrida, la empresa ha insistido en que se trató de 'un incidente menor' que no generó un impacto ambiental y, en todo momento, se encargó de diferenciarlo del ocurrido justo un año atrás en esa misma mina.

Fuente: Diario de Cuyo

Ultimas noticias
AMProS Promo
AMProS Promo
AMProS Promo
AMProS Promo